El problema de las pastillas en España

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Laura Lillo Pulido

Laura Lillo Pulido

Psicóloga Forense Sanitaria

  • ¡Me agobia el trabajo!
    • Tómate una pastilla.
  • Estoy un poco triste últimamente.
    • Quizás puedes tomar estas pastillas.
  • Me preocupa mi salud, he perdido un familiar recientemente.
    • Esta pastilla te vendrá bien.
  • Me molesta el tic nervioso de mi pierna
    • Tengo una pastilla para eso por aquí...
  • No me llevo bien con mis compañeros de trabajo.
    • ¿Podríamos buscar una pastilla para solucionarlo?

¿Te suenan estas conversaciones?

Vivimos en una sociedad que avanza muy rápido, con un ritmo de vida en el que no hay tiempo para estar enfermos, preocupados ni mucho menos tristes. Nos han enseñado que la rapidez es más importante que la calidad: el metro para llegar en minutos de una punta a otra de la ciudad, la comida rápida para tener energía sólo a corto plazo, mensajes instantáneos, fábricas automatizadas, ordenadores que piensan más rápido de lo que podemos percibir…

Si tenemos cualquier problema de salud queremos una solución rápida y acabamos recurriendo a esta o aquella pastilla. Según un informe de la Junta Internacional de la Fiscalización de Estupefacientes, España es el primer país del mundo en el consumo de algunos fármacos para casos de ansiedad o problemas de sueño. Tras la pandemia esto ha ido a más: en 2020 las ventas han incrementado un 4.5% con respecto al 2019 y un 10% con respecto a la década pasada.

España es el primer país del mundo en el consumo de algunos fármacos para casos de ansiedad o problemas de sueño.

Farmacéuticas o terapia - ¿Dónde está el problema?

Estas cifras de consumo farmacológico elevado van más allá de lo cultural. Desde el periódico Público explican que este consumo excesivo de fármacos puede deberse a la falta de psicólogos en atención primaria.

También el Colegio Oficial de la Psicología en España evidencia la escasez de psicólogos clínicos. Las Guías de Práctica Clínica recomiendan otras formas de tratar estos trastornos mediante otras terapias empíricamente probadas como las más eficaces, pero al no haber suficientes psicólogos disponibles, se terminan descartando esas terapias como primera elección.

¿Estas pastillas pueden afectar al desempeño laboral?

Los ansiolíticos y los antidepresivos han demostrado ser eficaces para determinadas circunstancias y son un apoyo fundamental para la terapia psicológica en los casos más complejos. Sin embargo, pueden llegar a ser un problema cuando su consumo es la primera elección por defecto, ya que son potencialmente adictivas y no tratan la casuística de base. En este caso, los fármacos afectan al desempeño laboral y a otras esferas de la vida.

Efectos de los medicamentos ansiolíticos y antidepresivos

Desde el periódico El Confidencial nos recuerdan que el uso de los fármacos ansiolíticos y antidepresivos debería ser limitado en el tiempo, ya que pueden llegar a crear adicción. Los datos muestran un efecto acumulativo en la compra, que explica que los pacientes toman estos medicamentos mucho más allá de lo que se les había prescrito. 

Además, la retirada de estos químicos también tiene otros efectos perjudiciales, como explican en el diario Dailymail. Un 40% de los usuarios llegan a sufrir síntomas de abstinencia cuando dejan de tomar estas pastillas. Esto puede llegar a causar mareos, cansancio, fatiga, insomnio, convulsiones o incluso pensamientos suicidas si no se retiran progresivamente y de manera supervisada. 

Te puedes adelantar al problema

El pasado 2020 se realizó un ensayo clínico aleatorizado; 1061 pacientes adultos con trastornos emocionales recibieron terapia psicológica. Este estudio, PsicAP, apoya firmemente la eficacia del tratamiento psicológico frente a los fármacos en pacientes con ansiedad y depresión

Pero entonces ¿Qué puedo hacer desde mi empresa para evitar este problema?

  • Proporciona la información adecuada a tus empleados: ya sea mediante artículos, noticias o webinars. Conocer a tiempo determinada información contrastada científicamente implica que te estás adelantando al problema.
  • Identifica los casos complicados dentro de tu empresa. Probablemente necesite ayuda quién esté bajo mucha presión o responsabilidad, quién haya sufrido alguna pérdida recientemente o quién esté muy preocupado por su salud.
  • Ofrece la opción de recibir el apoyo psicológico adecuado a quién lo pueda necesitar.

 

Prevenir es la clave: Cuenta con un equipo de profesionales

En Wemby realizamos un asesoramiento inicial del problema, más adelante asignamos el profesional adecuado para cada usuario y diseñamos un plan a medida. Este proceso se revisa constantemente y cuando termina ofrecemos analíticas y un reporte final de nuestro trabajo.

Contactar con un equipo de profesionales suficientemente cualificados te puede ayudar a ti y a tu organización en el menor tiempo posible. Una vez más, proporcionar herramientas y avisos a tiempo es la mejor estrategia de prevención.

Sobre la escritora

¡Hola! Soy Laura Lillo, psicóloga forense sanitaria. Creo que actualmente la psicología es un lujo, y no debería ser así. He trabajado en proyectos con niños en riesgo de exclusión social, así como en prisiones. Esto me ha enseñado la importancia de la formación y la mejora constante como persona y como terapeuta.

Si no me encuentras cocinando, dibujando o cantando, lo más probable es que esté jugando a algún juego de mesa. Actualmente estoy aprendiendo y escribiendo contenido para Wemby, una plataforma de psicología online, y en mis fines de semana soy Game Master en Exit Madrid, una empresa de juegos de escape.

Wemby proporciona terapia online y servicios de bienestar mediante psicólogos con experiencia. Nuestro equipo está aquí para ayudarte a construir equilibrio y bienestar emocional, desde hoy mismo.

Descarga la app, completa un cuestionario y te conectaremos con un terapeuta con las mejores habilidades profesionales para tus necesidades.

¿Te ha gustado lo que has leído? ¡Comparte este artículo!

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Puede que también te guste...