Manejo de la incertidumbre en el contexto laboral

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Laura Lillo Pulido

Laura Lillo Pulido

Psicóloga Forense Sanitaria

Siempre hemos tenido que lidiar con algún grado de incertidumbre en nuestra vida diaria. Constantemente, nos hacemos preguntas como: ¿Qué rumbo tomará nuestra carrera profesional? ¿Cuáles serán las consecuencias de esta decisión? ¿Qué pasará si…? Además, la reciente pandemia por el Covid-19 no ha hecho más que añadir incertidumbre a todo, hemos perdido nuestra sensación de control ante muchos aspectos y hemos tenido que aprender a planear con el más corto de los plazos: hoy, ahora. 

En el entorno laboral también está pasando esto. ¿Seguimos trabajando desde casa? ¿Hasta cuándo? O incluso simplemente ¿Se podrá mantener mi puesto de trabajo? Esta incertidumbre provoca que sintamos que no tenemos el control sobre nuestra situación ni presente ni futura y puede provocar que tengamos miedo y desembocar en ansiedad

Qué es la incertidumbre

Podemos definir la incertidumbre como un miedo muy intenso ante lo desconocido que puede desembocar en ansiedad. Es el origen de muchas inseguridades y puede llegar a provocar que nos cuestionemos profesionalmente, llegando al temido síndrome del impostor - ¿realmente soy profesional o hago de profesional? En la BBC definen este síndrome como la sensación de que tus logros laborales son inmerecidos y de que es probable que quedes expuesto como un fraude. 

La incertidumbre en el contexto laboral también puede venir acompañada de pensamientos rumiativos en cadena: “lo estoy haciendo mal, me van a despedir, y si no encuentro otra salida…” 

Forbes explica que "No hay estresor mayor en la vida que la incertidumbre laboral o la pérdida de trabajo".

Convivir con la incertidumbre cuando no se puede frenar

En el momento actual no podemos frenar la incertidumbre, por lo que convivir con ella, aprender a manejarla y llegar a aceptarla nos ayudará en nuestro camino.Este es parte del rol de un buen líder, ser capaz de manejar los cambios que provoca un entorno lleno de incertidumbre. 

Harvard Business Review recomienda estrategias para liderar mientras el entorno es incierto: 

  • Abraza la incomodidad de no saber: nuestros cerebros están programados para sentir estrés e incomodidad ante lo desconocido. Aprender a tolerar este malestar y redirigirlo es clave para el éxito, como explica Satya Nadella, CEO de Microsoft , “los líderes deben cambiar de una base de -saberlo todo- a una base de -querer aprenderlo todo-”.
  • Distingue entre complicado y complejo: aunque sean conceptos similares, no se deben usar de manera intercambiable. Los retos complicados se pueden subdividir en pequeñas partes mientras que los complejos requerirán múltiples tandas de prueba - error y persistencia ante lo que se nos resiste.
  • Deja ir al perfeccionismo: tarde o temprano las cosas van a salir. Como nos dicen desde Embrace the Chaos es importante tener presente que de alguna manera, en algún lugar y momento, funcionará. Puede que el camino cambie, o que no sea exactamente como lo teníamos planeado en un primer momento, pero eso no implica que no vaya a ir bien. 
  • Evita las simplificaciones y no llegues a conclusiones de manera precipitada: en situaciones en las que hay mucha incertidumbre y poca certeza es importante tener presente que nuestros pensamientos son falibles y no tienen la verdad absoluta, podemos ponernos en el peor de los escenarios sin tener certezas al respecto, por lo que es importante que no creas en todo lo que piensas
  • Prueba a pedir ayuda si la necesitas: En cualquier ambiente laboral hay un equipo de personas trabajando cerca de ti. Si no puedes con esta tarea en este momento, si no estás seguro o si crees que necesitas alguna idea más, pide ayuda, comunícate. 

La visión de nuestros expertos de Wemby

Carlos A. Martín, psicólogo especialista en psicoterapia y EMDR en Wemby, Wembypropone algunas estrategias para trabajar con la incertidumbre en el contexto laboral. 

Cuestiones a evitar…

  • Lectura de la mente: no inferenciar el comportamiento de otra persona.
  • Anticiparse al futuro: no podemos saber lo que va a pasar. 
  • Ponerse en lo peor: la mente humana está diseñada para esto y tiene una función de aviso. Sin embargo, aunque nos lo imaginemos, es importante tener claro que esto no tiene por qué ocurrir. Nuestra predicción se verá afectada por variables como el miedo o la incertidumbre. 
  • Autocrítica:deseable hasta cierto punto porque puede tener una función. Puede ser constructiva o destructiva, y nos solemos aplicar la segunda, siendo especialmente duros con nosotros mismos “No valgo para este trabajo…”
  • Rumiación: en relación a la autocrítica podemos terminar encadenando pensamientos negativos. En este sentido, nos puede ayudar a centrar nuestra atención en el aquí y ahora, establecer límites para tratar de no revivir el trabajo y alimentar nuestras emociones a base de actividades placenteras.

Cuestiones que fomentar…

  • Identificar el origen: qué siento, qué pienso y cómo actúo. La capacidad de mejora en un trabajo está ahí fundamentalmente, en mayor y menor grado. 
  • Flexibilidad: es una herramienta que nos puede servir para sustituir la indefensión aprendida, cambiar el locus de control, la autoexigencia y el perfeccionismo. El “tengo que…” y la rigidez nos entorpecerá y provocará estrés y ansiedad. 
  • No anticiparse: no sabemos lo que va a ocurrir por tanto no podemos asegurar nada catastrófico. 
  • Comunicación: es una cuestión fundamental a trabajar, como explicamos en este otro artículo sobre Comunicación Constructiva . Puede ser la única manera de solucionar cualquier conflicto, la única vía para evitar malinterpretaciones y explicar nuestra posición.
  • Proceder de otra manera: si se puede pensar de otra manera, se puede hacer de otra manera.
  • Aceptar el presente: a veces, la única opción por el momento es aceptar que si queremos este puesto, esta es la situación que tenemos. 

Desde Wemby esperamos haberte ayudado con este artículo a tener un equipo con un mayor bienestar y por tanto, más feliz.

Sobre la escritora

¡Hola! Soy Laura Lillo, psicóloga forense sanitaria. Creo que actualmente la psicología es un lujo, y no debería ser así. He trabajado en proyectos con niños en riesgo de exclusión social, así como en prisiones. Esto me ha enseñado la importancia de la formación y la mejora constante como persona y como terapeuta.

Si no me encuentras cocinando, dibujando o cantando, lo más probable es que esté jugando a algún juego de mesa. Actualmente estoy aprendiendo y escribiendo contenido para Wemby, una plataforma de psicología online, y en mis fines de semana soy Game Master en Exit Madrid, una empresa de juegos de escape.

Wemby proporciona terapia online y servicios de bienestar mediante psicólogos con experiencia. Nuestro equipo está aquí para ayudarte a construir equilibrio y bienestar emocional, desde hoy mismo.

Descarga la app, completa un cuestionario y te conectaremos con un terapeuta con las mejores habilidades profesionales para tus necesidades.

¿Te ha gustado lo que has leído? ¡Comparte este artículo!

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Puede que también te guste...