4 pasos que te ayudarán con la ansiedad en el trabajo

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp
Laura Lillo Pulido

Laura Lillo Pulido

Psicóloga Forense Sanitaria

La ansiedad es una respuesta emocional que aparece ante situaciones que la persona percibe como amenazantes o difíciles. Se activa mediante tres sistemas de respuesta: cognitiva, fisiológica y motora. Se vuelve un problema cuando deja de servirnos para motivarnos a realizar una tarea concreta, se interpone en nuestra rutina y no podemos controlar su intensidad.

En el artículo de hoy hablaremos sobre los temidos ataques de ansiedad, que pueden aparecer durante nuestra jornada laboral cuando nuestro cuerpo y nuestra mente no pueden más ¿Qué podemos hacer para detenerlos? ¿Es posible? ¿Qué nos está queriendo decir nuestro cuerpo?

Los síntomas de la ansiedad

Como hemos mencionado, la ansiedad es una respuesta emocional que tiene una función.Se trata de nuestro cuerpo comunicándose con nosotros. En ocasiones, la sobrecarga laboral, el estrés, las interminables tareas o una mala conversación con nuestro compañero de trabajo puede provocar un pico de ansiedad o incluso burnout. ¿Qué puedo llegar a sentir a nivel fisiológico, cognitivo y motor?

La Instituto Nacional de Salud Mental nos explican algunos síntomas: 

  • Tener dificultad para concentrarnos, sentir que tenemos la mente “en blanco”. 
  • Dificultad para controlar nuestras emociones y preocupaciones. 
  • Estar más irritados de lo habitual.
  • Tener tensión muscular, dolores de espalda y de cabeza. 
  • Tener problemas para conciliar el sueño, o problemas para permanecer dormidos como pesadillas o un descanso de mala calidad. 
  • Sensación de estar fuera de control.
  • Palpitaciones aceleradas, sentir el ritmo de nuestro latido muy rápido. 
  • Dificultad para respirar y sudoración.
 

Además, en este artículo de Very Well Mind, hablan de problemas concretos asociados con la ansiedad en el entorno laboral. Entre ellos: incapacidad de cumplir con fechas límite o tardar demasiado en hacer las tareas, inhabilidad para concentrarse, o incluso absentismo laboral. ¿Puede la ansiedad llegar a causar bajas laborales? En este artículo de Wemby te hablamos más al respecto.

4 pasos que te ayudarán con la ansiedad en el trabajo

1. Subdivide tareas grandes en objetivos a corto plazo

Puede que lo que te está provocando esa sobreactivación sea sentir que tus recursos no cubren tus demandas laborales. Si tienes un proyecto como meta, o un proceso que entregar que es muy grande, la incertidumbre se dispara y la percepción de control disminuye mucho. Estas circunstancias facilitan el estrés, y como explican en Business Insider , manejar el estrés es todavía más complicado para las personas que sufren o han sufrido ansiedad. 

Entonces, ¿es posible que ese proyecto se subdivida en pequeñas tareas? ¿Podrías planificar unas fechas a corto plazo para estas pequeñas tareas? Estas modificaciones aumentan nuestra sensación de control, y por tanto pueden ser un primer paso para manejar la ansiedad en el entorno laboral. 

En esta misma línea, en Ideas Ted nos explican cómo nuestro cerebro se pone en “modo catástrofe” cuando sentimos una ansiedad desbordante y cualquier entregable se vuelve un verdadero reto. En este caso también nos ayudará buscar tareas lo más pequeñas y sencillas posible. 

2. Escucha lo que tu cuerpo te quiere decir

Muchas veces los síntomas de la ansiedad son mensajes que nuestro cuerpo nos manda para comunicarse con nosotros. ¿Quizás no puedes manejar tantas responsabilidades? ¿Es el momento de parar? ¿Te estás cuidando lo suficiente a nivel físico y mental? ¿Qué te ayudaría a no llegar a ese extremo? ¿Has probado las respiraciones para relajar tus músculos? 

3. Acepta el mensaje

Marla Deibler, una psicóloga clínica explica que la ansiedad es una respuesta normal al estrés. “Por eso es mejor dejarla entrar cuando aparece. Practica la aceptación. En lugar de tratar de alejarla (lo cual tiende a ser inútil, generando una sensación de mayor agobio y menor control), deja espacio para sentirla.”

En ocasiones lo único que podremos hacer será aceptar y escuchar el mensaje que nos trae la ansiedad, y una vez haya pasado el pico reflexionar al respecto. También puede que el miedo sea tan grande que nos impida ver más allá porque nos paraliza, si esto ocurre podemos acudir a un especialista para iniciar esa aceptación. 

4. Pide ayuda profesional

Si la ansiedad llega a ser desbordante durante mucho tiempo o en muchos aspectos de tu vida, es el momento de que un psicólogo profesional como nuestros expertos de Wemby,.

Pedir ayuda en el momento oportuno es una estrategia tan importante como cualquier otra. Si quieres que tu organización cuente con nuestro equipo, escríbenos a y estaremos encantados de proporcionar el apoyo que necesites. 

Sobre la escritora

¡Hola! Soy Laura Lillo, psicóloga forense sanitaria. Creo que actualmente la psicología es un lujo, y no debería ser así. He trabajado en proyectos con niños en riesgo de exclusión social, así como en prisiones. Esto me ha enseñado la importancia de la formación y la mejora constante como persona y como terapeuta.

Si no me encuentras cocinando, dibujando o cantando, lo más probable es que esté jugando a algún juego de mesa. Actualmente estoy aprendiendo y escribiendo contenido para Wemby, una plataforma de psicología online, y en mis fines de semana soy Game Master en Exit Madrid, una empresa de juegos de escape.

Wemby proporciona terapia online y servicios de bienestar mediante psicólogos con experiencia. Nuestro equipo está aquí para ayudarte a construir equilibrio y bienestar emocional, desde hoy mismo.

Descarga la app, completa un cuestionario y te conectaremos con un terapeuta con las mejores habilidades profesionales para tus necesidades.

¿Te ha gustado lo que has leído? ¡Comparte este artículo!

Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Puede que también te guste...